viernes, 29 de febrero de 2008

Rayos y centellas


La atmósfera terrestre está formada por nitrógeno y oxígeno, dos gases aislantes de la electricidad. Sin embargo, la acción de la radiación solar ultravioleta y de los rayos cósmicos, que ionizan las moléculas y los átomos del aire, la convierten en conductora.

Los iones, mayoritariamente positivos, que contiene la atmósfera están concentrados principalmente en la capa superior llamada ionosfera. Esta zona se extiende entre los 80 y los 500 Km de altitud.
La superficie terrestre contiene, disueltos en el agua que cubre las tres cuartas partes de la tierra, una gran cantidad de iones negativos. De esta forma, el conjunto de la atmósfera está encerrado por su parte externa por una capa ionizada con iones positivos y en su base, en la superficie terrestre, por otra zona cargada de iones negativos, quedando en medio un volumen de gases aislantes de 80 Km de espesor. Entre las dos zonas cargadas se crea un campo eléctrico, de la misma forma que se crea en un condensador.

En situaciones de estabilidad atmosférica el valor del campo eléctrico de la atmósfera es de unos 100 V/m, pero en el interior de las nubes tormentosas puede llegar hasta 100.000 V/m.


En la portada de Wikipedia hemos encontrado esta bonita imagen de un rayo cayendo cerca del Hotel Hesperia, en Bellvitge (Hospitalet de Llobregat - Barcelona). La imagen se tomó el 7 de septiembre de 2005.

En condiciones de estabilidad los iones positivos se desplazan desde la alta atmósfera hacia la superficie terrestre, cargada negativamente. En momentos de tormenta esta circulación se invierte, haciendo retornar los iones positivos hasta la ionosfera. La contaminación atmosférica favorece la formación de aerosoles cargados eléctricamente, haciendo aumentar el valor del campo eléctrico terrestre hasta los 500 V/m. Este aumento del valor del campo eléctrico terrestre se piensa que es el responsable de los dolores de cabeza y el malestar general que padecen muchas personas en días de tormenta.

Dentro de una nube de tormenta, de un cumulonimbus, las moléculas del aire se cargan eléctricamente gracias a fenómenos de inducción, termoeléctricos y, fundamentalmente, por el rozamiento entre los átomos del aire que asciende a una velocidad de hasta 70 Km/h y las pequeñas gotas de agua y los cristales de hielo que forman la nube.

La zona superior de la nube se carga positivamente, la zona inferior negativamente y una pequeña cantidad de carga positiva se sitúa cerca de la base. Cuando la diferencia de potencial entre las diversas zonas de la nube supera el medio millón de voltios el aire deja de ser aislante, produciéndose descargas eléctricas a través suyo. La mayoría de las descargas producidas en un cumulonimbus no llegan al suelo, se desarrollan en el interior de la nube, entre dos nubes cercanas o entre una nube y el aire que le rodea. A la superficie terrestre llega un rayo de cada cuatro que se generan en el interior de la nube.


Aproximadamente el 80 % de los rayos son negativos. Estos rayos se inician en la zona inferior de la nube en donde se acumulan las cargas negativas. Esos electrones conforman una descarga guía que se dirige desde la nube hacia el suelo. La guía se ramifica en su intento de encontrar el camino de menor resistencia. Cuando una de esas ramas llega cerca del suelo, en los objetos acabados en punta (hierbas, árboles...) y en las elevaciones del terreno, las cargas negativas atraen iones positivos y los van acumulando, con lo que se acaba de formar la vía conductora entre la nube y el suelo. En este momento se produce una descarga positiva desde el suelo hacia la nube. Cuando esas dos descargas se encuentran forman un canal de aire ionizado que es por donde pasará el rayo propiamente dicho, o mejor dicho, una de las descargas del rayo (En teoría no vemos el rayo, es demasiado rápido, lo que vemos es el resultado de varias de estas descargas). Aquellas ramas de la guía que no consiguieron llegar al suelo se hacen más brillantes cuando sus cargas entran en el canal principal.

Una vez que se ha producido el rayo principal, en el interior de la nube aparecen dos descargas secundarias. Esas dos descargas a veces confluyen y vuelven a generar la descarga guía por el mismo sitio por el que pasó la anterior, repitiéndose el proceso desde el principio y dando lugar a un segundo rayo. El tiempo total que dura un rayo es de unas centésimas de segundo.


Los objetos que han sido alcanzados por el rayo muestran agujeros, que sugieren que el diámetro de los canales de descarga de los mismos puede tener entre 2 y 100 milímetros, en el caso de los más potentes.

Mientras que los rayos negativos están formados generalmente por varias descargas, los rayos positivos suelen constar de una sola descarga.

Los rayos negativos que van desde la nube a tierra tienen las ramificaciones mirando hacia abajo, están muy ramificados, y nacen en la región negativa de la nube. Los rayos positivos que van desde la nube a tierra tienen las ramificaciones mirando hacia abajo también, pero están menos ramificados, y nacen en la región positiva de la nube que se encuentra en la zona superior (Las cargas positivas se asocian a los cristales de hielo). Estos rayos positivos son, con frecuencia, más violentos que los negativos. Los rayos negativos que van desde tierra a la nube tienen las ramificaciones mirando hacia arriba, están poco ramificados, nacen en el suelo y terminan en la parte positiva de la nube. Los rayos positivos que van desde tierra a la nube tienen las ramificaciones mirando hacia arriba, están más ramificados que los anteriores, nacen en el suelo y terminan en la parte negativa de la nube.


En terreno llano la mayoría de los rayos son descendentes, pero en terreno montañoso pueden producirse rayos ascendentes. La intensidad electrica de la descarga principal de un rayo puede llegar a 50.000 Amperios, lo que origina en su recorrido una estrecha columna de aire sobrecalentada a unos 30.000° C. Este rápido calentamiento del aire, y el enfriamiento posterior, generan expansiones y contracciones del mismo. Estos cambios rápidos del volumen del aire producen las violentas ondas sonoras del trueno. El trueno recorre un espacio de un kilómetro en un tiempo de tres segundos.
El color y la tonalidad de los rayos dependen de las características del aire. Los rayos de color rojizo se producen cuando hay precipitaciones de agua, pero si en lugar de agua la nube es de granizo, el color del rayo es azulado. Los rayos de color amarillo indican una gran concentración de polvo en suspensión en la atmósfera. Si la humedad del aire es muy baja los rayos son de color blanco.


No obstante, la carga eléctrica transferida desde la nube a tierra es pequeña, pues la descarga dura solamente unas millonésimas de segundo. En total se libera una carga de unos 20 Culombios y la energía de la descarga llega a ser de unos 50 kWh.

En el planeta se producen unas 44.000 tormentas diarias con un total de 8.000.000 rayos.

Bibliografía:
“¿Por qué no se hielan los pies los pingüinos?“, Mick O'Hare, RBA Libros, 2008
“100 qüestions per entendre l'atmòsfera“, Jordi Mazon, Cossetània edicions, 2008

martes, 26 de febrero de 2008

Banco de semillas noruego

La versión moderna del arca de Noé se hará hoy realidad en la isla de Longearbyen, en el archipiélago noruego de Svalbard. Hasta allí han llegado en los últimos meses miles de muestras de semillas vegetales de todas partes del mundo, y hoy se desplazarán hasta estas islas del Círculo Polar Ártico el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso y la Premio Nobel de la Paz y ambientalista keniata Wangari Maathai para inaugurar el primer banco mundial de semillas. Su objetivo, asegurar que la biodiversidad de los cultivos alimentarios del mundo sea preservada para las futuras generaciones.

Se trata de una importante ayuda a la lucha contra el hambre y la pobreza en países en desarrollo, precisamente donde se origina la mayor diversidad de plantas de plantas del planeta. Y tal vez por eso el primer envío que llegó a este remoto lugar procedía de África, desde donde el Instituto Internacional de Agricultura Tropical envió veinte cajas con 7.000 muestras de semillas de 36 países africanos. La Bóveda Global de Semillas de Svalbard, que así se llama, se sitúa en el interior de las montañas de Longearbyen, bajo el permafrost (suelo permanentemente helado) y a una altura de 130 metros sobre el nivel del mar, de tal modo, que aun cuando se cumplieran las previsiones más pesimistas en cuanto a la subida del nivel del mar por culpa del cambio climático, las semillas siempre se mantendrían secas. Las cámaras de almacenamiento se mantendrán a una temperatura constante de 18 grados bajo cero, lo que permitirá conservar las semillas durante mil años.

Pero no son las únicas precauciones que se han tomado. Según sus constructores, este «búnker» quedaría a savo de una guerra nuclear, de un ataque directo con misiles y de terremotos. No se trata de un banco de semillas al uso, sino de un depósito seguro de bancos de duplicados de semillas, en representación de bancos genéticos. Las semillas contenidas en la Bóveda Global de Svalbard podrán ser extraídas únicamente si por una u otra causa las semillas de los bancos originales se hubiesen perdido. En este sentido, los depositantes de las semillas en Svalbard conservarán sus derechos sobre las mismas.

En total, tiene capacidad para almacenar 4,5 millones de semillas de 3 millones de tipos distintos. Considerando que cada muestra consistirá en 500 semillas, habrá espacio para un máximo de 1.500 millones de semillas diferentes. Esto supone la totalidad de las distintas muestras de semillas actualmente depositadas en los aproximadamente 1.400 bancos genéticos distribuidos en más de 100 países de todo el mundo. La despensa del futuroPor ahora, en Svalbard ya han recibido algunos miles de semillas de patata de Perú; 30.000 muestras de judías desde Colombia; 47.000 muestras de trigo y 10.000 tipos de maiz procedentes de México.

Desde Europa, han llegado muestras de trigo de Alemania y Holanda, por ejemplo. Hasta el momento, el mayor contribuidor ha sido Filipinas, con 70.000 variedades distintas de arroz.La pérdida de biodiversidad es actualmente uno de los mayores desafíos para el medio ambiente. La diversidad de los cultivos alimentarios está bajo constante presión. Si las semillas se perdiesen, por ejemplo debido a una catástrofe natural, guerra o simplemente debido a la carencia de recursos, los bancos de semillas serían reestablecidos con las almacenadas en Svalbard. Las cámaras se mantendrán a una temperatura constante de 18 grados bajo cero.

domingo, 24 de febrero de 2008

Ordenadores embebidos

La empresa Toradex fabrica ordenadores embebidos.

La placa Colibri XScale® PXA300 se vende a un precio de 79€. Sus características són: CPU Marvell PXA300 a 208 MHz. Wireless MMX 2. Memoria 64 MB DDR RAM (16Bit) 128 MB Flash (8Bit). Software instalado: Windows CE 5.0/6.0, Linux y QNX by 3rd Parties.

La placa Orchid Carrier Board se vende a un precio de 169€. Sus características son: 10/100 MBit Ethernet, USB Host, USB Host/Device, Analog VGA Generic LCD, connectorAudio (Mic-In/Line-Out) IrDA, RS232, SDCard, CompactFlash, 14 GPIOs, 4 PWMs, 4 Analog-In, I2C. Necesita de una alimentación eléctrica de 7 a 24 Voltios CC, con una potencia de 50W.

El sistema operativo embebido Windows CE incluye servidor HTTP, FTP, Telnet, Mail Server y mucho más.

La empresa QNV también distribuye ordenadores embebidos de Korenix.

sábado, 23 de febrero de 2008

Mecánica del automóvil

Para aprender alguna cosa sobre mecánica del automóvil podemos visitar Mecánica Virtual y Automotriz.

Scientific American

En este lugar podemos encontrar copias de la Revista Scientific American de los últimos años del siglo XIX.

En el número 415 de la revista, de 15 de diciembre del año 1883, se muestra un barco, construido por los señores Maginot & Pinette y movido gracias a un chorro de agua, es decir, a reacción. Para impulsar el agua se utiliza una máquina de vapor.

En esta página de la Universidad de Cornell se pueden descargar los números de los años 1846 a 1869. También se puede encontrar en MagazineArt.

Levitación magnética

En Arttec se puede encontrar un kit para montar un circuito electrónico que regula la intensidad de la corriente que pasa por un electroiman que mantiene levitando un objeto dotado de un iman.

Spark Museum

En el espacio Spark Museum se pueden encontrar fotografías de máquinas eléctricas, alternadores, antiguas bombillas, telegrados y aparatos de radio.

El telefono de Bell

En Gutenberb se puede descargar el libro Cyclopedia of Telephony and Telegraphy de 1919, que muestra los avances tecnológicos de la época en materia de teléfonos. También se pueden encontrar fotografías de múltiples modelos en ATCA.

Generador eléctrico

En Creative Science podemos encontrar diferentes diseños de generadores eléctricos, como el que se muestra a continuación.

Este generador dispone de dos bobinas y un rotor con un imán en herradura movido mediante un taladro eléctrico portatil.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Trenes de alta velocidad

La empresa alemana Transrapid International fabrica trenes de levitación magnética. Desde enero de 2004 funciona uno de estos trenes en Shangai, para conectar la ciudad con el aeropuerto, en una doble vía de 30 kilómetros. Durante el recorrido se alcanza una velocidad máxima de 430 Km/h.

Un TGV a 574 Km/h

El TGV no es el tren más rápido del mundo, ese récord lo tiene aún por 7 Km/h el Maglev japonés, pero sí es el tren más rápido sobre railes. El TGV V150 logró, el 3 de abril de 2007, alcanzar los 574,8 km/h, superando así la marca anterior de 515 km/h lograda por otro TGV en 1990.

Para superar esta prueba el V150 utilizó ruedas más grandes que las habituales y un motor de 25.000 caballos proporcionó la potencia necesaria. La línea eléctrica que alimenta la catenaria también fue adaptada y en lugar de los 25.000 voltios habituales se dispuso para poder proporcionar 31.000 voltios.

Record Vitesse TGV 574.8 km/h
Cargado por 600fazer. -

LA RAME V150 "574,8 KM/H"

El AVE llega a Barcelona

Los dos primeros trenes de la línea del AVE entre Barcelona y Madrid, que han salido a las seis de la mañana de la estación de Sants (Barcelona) y de Atocha (Madrid), han llegado a su destino con cinco y ocho minutos de adelanto sobre el horario previsto.

Con 250 pasajeros a bordo, casi un centenar de ellos periodistas, ha salido puntualmente a las seis de la mañana de Sants y ha llegado a la vía 3 de la estación de Atocha a las 08h 38m, cinco minutos antes de lo previsto.

Por su parte, el primer tren AVE que ha salido esta mañana de Madrid ha llegado a la estación de Barcelona-Sants a las 08h 35m, ocho minutos antes del horario previsto. En este convoy han viajado 170 personas, muchas de ellas periodistas y personal de Adif, entre los que se encontraba su presidente, Antonio González Marín.

El primer AVE que ha salido de Barcelona, modelo Siemens S-103, como todos los que cubrirán la línea, ha alcanzado la velocidad de 300 kilómetros hora poco después de salir de la ciudad. Por el momento, esta es la velocidad máxima a la que circulará y a la que ha realizado el 90% del trayecto.

Los trenes circularon a una velocidad comercial media de entre 240 y 250 kilómetros por hora, si bien en varios puntos del trazado se alcanzó la velocidad máxima de 300 kilómetros por hora para los que está diseñada la línea y en algunos otros descendió por debajo de los 100 kilómetros por hora. Asimismo, en los últimos 10 kilómetros de recorrido, a la llegada de la estación de Barcelona-Sants, la velocidad se reduce hasta los 10 kilómetros por hora.

El director general de alta velocidad de Renfe, Abelardo Carrillo, que ha viajado en el primer tren Barcelona-Madrid, ha destacado que a primeras horas de la mañana han circulado cinco trenes AVE entre Barcelona y Madrid con ocupaciones que oscilan entre el 50% y el 60%, aunque en algunos trenes del día se espera una ocupación del 80%. En función de la demanda, Renfe decidirá si incrementa el número de frecuencias, que ahora es de 17 trenes diarios en cada sentido, con una oferta total de 13.489 plazas.

Renfe lleva ya más de 71.000 billetes vendidos, compitiendo con el puente aéreo. La oferta comercial con que Renfe empieza a comercializar este servicio está integrada por 17 trenes por sentido, el primero de los cuales parte a las 6.00 horas y el último a las 21.00 horas.

La conexión por AVE con la Ciudad Condal supone el tercer hito del corredor tras la puesta en marcha de los tramos hasta Lleida y Tarragona. El trazado que se estrena es el que parte de la estación de Camp de Tarragona hasta la de Sants en Barcelona, de 87 kilómetros de longitud, en los que se incluyen 37 viaductos y puentes que suman 9,767 kilómetros.

En total, toda la línea AVE Madrid-Barcelona suma 659 kilómetros, de los que 32,1 kilómetros discurren por un total de 149 viaductos y puentes y 32,8 kilómetros más en 162 diferentes túneles. La conexión de Barcelona con la frontera francesa está prevista para el horizonte de 2012.

Las tarifas oscilan entre los 40,8 euros del billete comprado en Internet con 15 días de antelación y los 163,5 euros de la modalidad denominada "puente AVE", un pasaje con un año de caducidad que permite partir en el primer convoy disponible.

El billete sencillo cuesta 102,1 euros cuando se realizan varias paradas y 120,4 euros cuando el servicio es directo entre las estaciones madrileña de Atocha y la barcelonesa de Sants. Los clientes del AVE Madrid-Barcelona tienen a su disposición, además, la denominada "tarifa estrella" si adquieren el billete con una semana de antelación. En ese caso, el precio oscila entre 61,3 y 72,2 euros, dependiendo de que el usuario elija un trayecto con paradas o uno directo, respectivamente.

martes, 19 de febrero de 2008

Eclipse de luna del 21 de febrero de 2008

En el bloc 86400 hemos encontrado este interesante artículo.

La madrugada del próximo jueves 21 de febrero, la noche del miércoles al juéves, tendrá lugar un eclipse total de Luna visible en toda España. El fenómeno se prolongará, con todas sus etapas, durante cinco horas y 42 minutos. El eclipse total se producirá entre las 03h 01m y las 03h 52m, de acuerdo con el horario de Tiempo Universal (TU), que en estas fechas coincide con la hora local canaria, una hora más en la Península.

La Luna se encontrará totalmente eclipsada durante apenas 51 minutos. Se trata del último eclipse total de Luna de la década, ya que el satélite no volverá a verse ensombrecido por la Tierra de forma completa hasta diciembre de 2010.

Un eclipse lunar es un evento astronómico que sucede cuando el planeta Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, es decir, cuando la Luna entra en la zona de sombra de la Tierra. Esto sólo puede ocurrir en la fase de Luna llena.

El eclipse que se podrá ver el próximo jueves será total, es decir, que la Luna se encontrará totalmente dentro del cono de sombra de la Tierra. La duración de un eclipse total de Luna puede llegar a 1 hora y 47 minutos como máximo, debido a que el diámetro de la sombra terrestre a la distancia Tierra-Luna puede superar hasta en 2,8 veces el diámetro de la Luna.

El oscurecimiento de la Luna por efecto de su entrada en el cono de sombra de la Tierra casi nunca es completo, porque el cono de sombra no está totalmente oscuro, sino que conserva una tenue luz rojiza. La Luna colorada se debe a la refracción de la luz solar en la atmósfera debido a las partículas de polvo.

Un eclipse lunar es un evento astronómico muy sencillo de observar. No es necesario el uso de instrumental alguno para contemplarlo, si bien unos prismáticos o un pequeño telescopio lo hacen aún más llamativo, y se recomienda situarse en algún lugar alejado de la contaminación lumínica. Durante el fenómeno, la Luna se encontrará en la constelación de Leo y, en la fase de totalidad, serán especialmente visibles la estrella Régulo y el planeta Saturno.

Se puede encontrar más información en la página oficial de la NASA sobre el eclipse, en la página del IAC y en Astrored.



domingo, 17 de febrero de 2008

Control de calidad en electrónica

En Workmanship (NASA) podemos encontrar plantillas con estándares de calidad en el montaje de circuitos electrónicos. Hacen referencia al montaje de cableado y componentes electrónicos sobre placas de circuito impreso.

Fotografías de naturaleza

Plants in Motion.

Science Photography.

Antonio Vázquez.

Photo Wild.

Earth Shots.

sábado, 16 de febrero de 2008

Diseño de puentes con West Point Bridge Designer

El programa informático West Point Bridge Designer permite diseñar puentes de diferentes medidas, sometidos a cargas diversas.

Programa Logisim

Logisim es un programa informático que nos permite diseñar y simular el comportamiento de circuitos electrónicos lógicos digitales.

Simuladores del Physics Education Technology

En el Physics Education Technology de la Universidad de Colorado se pueden realizar simulaciones de fenómenos relacionados con la física, tales como el movimiento de los cuerpos celestes, que muestra la imagen anterior, la energía, la luz y otras radiaciones, la electricidad, etc.

jueves, 14 de febrero de 2008

Display digital

En este circuito se utiliza un integrado 74LS47 para activar un display de 7 LEDs de ánodo común.

El circuito se alimenta con una tensión de 5 voltios.

El LM3914 en Micropik se vende a un precio de 0,97 €.

El código BCD (Binary-coded decimal) es un sistema numérico usado en sistemas informáticos y electrónicos para codificar números enteros positivos de base decimal en forma de ceros y unos (En forma binaria).

Arenques y planetas

En el libro “Las riquezas de la tierra“, editado en Barcelona en 1940, su autor, el alemán Yuri Semjonow, desvela de forma amena la importancia de la pesca del arenque.

Para pescar arenques se necesita un mar que los contenga. Esta gran verdad se extiende a todos los demás peces marinos, los cuales, a su vez, tienen en los mares regiones de su preferencia. Para ellos lo mejor es un mar donde las profundidades no sean excesivas, no por miedo de ahogarse, sino porque en los parajes poco profundos donde se encuentra en mayores cantidades el llamado « plankton », acuden profusión de animalillos marinos y plantas flotantes que les sirven para su alimentación. Además, hay muchos peces que, en el período de la freza, se acercan mucho a la orilla ; incluso ciertas especies marinas entran en las desembocaduras de los ríos y, por amor a sus hijos, se deciden a desovar en un elemento tan impropio para ellos como es el agua dulce. Dondequiera que existen aquellos lugares ricos en plankton, allí se sienten los peces satisfechos; pero, para que su felicidad sea completa, precisa que la formación del plankton se vea favorablemente influida por el contacto de elementos contrapuestos: así, por ejemplo, la confluencia de corrientes cálidas y frías o la coincidencia de las aguas saladas del mar con las dulces, procedentes del interior de las tierras.

Sabido es que sería más apropiado denominar a nuestro Planeta un « globo acuático » que un «globo terráqueo », considerando que las aguas lo cubren en sus tres cuartas partes, emergiendo de ellas los continentes. Pero las orillas no descienden en todas partes a igual profundidad ; muchas de ellas están rodeadas de una « playa » que, con frecuencia, se prosigue, sumergida, hasta muy adentro del mar. En esas «riberas » submarinas, las llamadas « franjas litorales », hay, a su vez, regiones muy superficiales cuya profundidad no excede de 20 a 30 m. ; son los « bancos », tales como el que se encuentra en el centro del mar del Norte, por ejemplo.

Sobre una de esas franjas descansa, como sobre un zócalo, toda la parte septentrional de Europa y las islas Británicas ; una base similar sirve de sostén a Islandia, y este zócalo submarino une Inglaterra con el Continente por debajo de la superficie del mar del Norte, formando el suelo de los estrechos que separan las orillas alemana, danesa y sueca.

Ésa es, precisamente, la gran « pecera » europea, una de las tres que existen en el Globo y la más rica de todas. Allí el mar alimenta a centenares de miles de personas. ¿De qué vivirían los noruegos si sus fiordos no se viesen más concurridos por pescadores que por turistas? En las Lofoten, en el período que media entre enero y abril, son en número de 20.ooo a 30.000 los pescadores que se lanzan a la captura del bacalao. Antes de la guerra llegaban a 40.000.

A pesar de ser noruego hasta la médula, Knut Hamsun no nos ha dejado una auténtica novela de pescadores. No obstante, la mitad por lo menos de las declaraciones amorosas de sus personajes tienen lugar junto a un barril de arenques, y es muy corriente que la rapaza, en su confusión, tire del delantal sin darse cuenta de que una de sus puntas se empapa de salmuera. Por otra parte, esos barriles serán obra de alguien, y este alguien «obtiene su pan de mano del arenque », según se expresaba un día un orador en el Congreso de los pescadores noruegos.

Esa cita muestra que los pescadores no se distinguen por su habilidad oratoria, a diferencia de los vendedores de pescado ; circunstancia lamentable, por cuanto podrían narrarnos cosas interesantísimas, especialmente acerca del arenque. Empecemos diciendo que se trata de un pez sociable, que se mueve siempre en grandes masas, en bandadas o legiones ; así lo expresa ya su nombre desde los primeros tiempos del germanismo (Hering = arenque ; Heeren = ejércitos o legiones).

A menudo un grupo relativamente reducido se separa de la columna principal; de la profundidad sube repentinamente a la superficie una bandada, Aater la llaman los noruegos. Va rodeada constantemente de ballenas o, cuando menos, de delfines, y por encima revolotean, ávidas, verdaderas nubes de poéticas gaviotas.

Los pescadores saben que el Aater no es sino el heraldo de una « montaña de arenques ». Al aproximarse el período de freza, esos animales se acercan a los arrecifes. Desde gran distancia pueden verse los surtidores de las ballenas y los negros torpedos de los delfines rasgando la superficie del agua; en el centro, empero, el nivel del mar aparece liso del todo, y sólo unas burbujas van a estallar en él. Los arenques no nadan ya, sino que se están quedos, apretujados como en el barril. Al llegar casi a la superficie, el agua adquiere un brillo argénteo y bulle, cual si de sus entrañas fuera a surgir una montaña.

Las primeras noticias auténticas que poseemos acerca de la pesca del arenque proceden del siglo IX, época en que esta industria florecía ya en las costas de Noruega y Escocia. Ya entonces se había observado que esos peces acuden con toda regularidad a un lugar determinado, para desaparecer después súbitamente y reaparecer en otro. Como consecuencia de esta actitud, las regiones costeras eran pobres o ricas, arruinábanse ciudades que vivían de la pesca, y muchos campesinos abandonaban sus aldeas. Más de una vez Bergen hubo de sufrir los efectos de esta volubilidad de los arenques. A principios del siglo XVI el comercio llegó en aquella ciudad a un esplendor nunca alcanzado hasta entonces ; la última campaña tuvo lugar en 1567 ; pero cuando al año siguiente los pescadores volvieron a hacerse a la mar, regresaron con las embarcaciones vacías. Hasta el siglo XVII no reaparecieron los arenques ; luego, a fines del siglo XVIII, hubo otro período improductivo.

Durante los siglos XIII y XIV los arenques visitaron indefectiblemente las costas meridionales de Suecia, circunstancia que enriqueció no solamente a aquellas comarcas, sino también a la Hansa, dedicada a un gran comercio de este pescado. Llevó las redadas suecas y noruegas a Naugard (Novgorod), y el nombre ruso del arenque, seldj, viene de la palabra noruega sild.

En el curso de los siglos XV y XVI los arenques manifestaron sus preferencias por las costas holandesas. Éste fue el período del crecimiento y desarrollo del poder marítimo de los Países Bajos, los cuales llegaron incluso a obligar a los ingleses a permitirles la pesca en aguas británicas.

En tiempo de las flotas veleras, el hombre era, en el mar, más importante que la técnica. Ya entonces los Gobiernos favorecían a conciencia la pesca, considerándola como una escuela en la que debía formarse un cuerpo de marinos especializados. En Francia el servicio militar general obligatorio fue implantado por la Revolución ; pero ya desde mucho tiempo antes se hallaba en vigor entre los pescadores. Uno de los almirantes de Jacobo I decía : «It is the fish taken upon His Majesty's coast», es decir : «Es el pez quien se ha encargado de la guarda de las costas de Su Majestad». Habría podido decir : el arenque, ya que éste, entonces como ahora, era el más importante de los peces de la Europa septentrional.

El hecho de que en el siglo XVI la flota inglesa fuera a la zaga de la holandesa, debe atribuirse ante todo a la escasa importancia de la pesca británica. Cuando en el Norte de Europa se produjo la Reforma, el hecho provocó en Inglaterra especulaciones desde el punto de vista de la pesca; la demanda de pescado iba a disminuir, pensaban los ingleses. Y mientras unos esperaban la decadencia de las pesquerías en los demás Estados, otros la temían por los británicos.

Pero la Reforma no disminuyó sino en proporciones mínimas el consumo de pescado. A la sazón éste constituía ya un importante artículo de alimentación para las clases pobres, y así, a pesar del cisma, las gentes siguieron «ayunando». Y mientras el Gobierno inglés tomaba medidas encaminadas a proteger a los pescadores, he aquí que los arenques empezaron a mostrar claramente su simpatía por este pueblo. A partir del siglo XVIII no dejaron de presentarse en las costas escocesas.

En cambio, su conducta con los suecos era realmente antojadiza. Tan pronto aparecían en la porción de costa comprendida entre Strömstad y el län de Gotemburgo-Bohus como se eclipsaban de ella. Desde los años 1748 a 1808 los arenques acudieron en tropel ; fué tiempo de gran prosperidad para Bohus y Gotemburgo. Luego, de repente, desaparecieron de aquella costa, pasando de largo. La floreciente provincia se despobló y su población quedó arruinada.

¡Qué alegría para Bohus cuando, en 1877, los arenques acudieron de nuevo! « ¡No, son buenos chicos! », decían los pescadores ; « se habrían incomodado por algo, pero ya les pasó el enojo ». Y se apresuraron a capturar a sus amigos.

El mar del Norte es el más animado del mundo, no solamente en tráfico comercial, sino también por la cantidad de los peces que lo pueblan. Véanse, si no, las cifras siguientes : por kilómetro cuadrado corresponde al canal de la Mancha un rendimiento anual de 580 kg. de pescado ; al Mediterráneo 890 kg., y al mar del Norte 3.500 kg. Para poder arrancar a las aguas tal riqueza, es preciso que todos los pescadores de aquellas costas aúnen sus esfuerzos. Pero los pescadores no llegan sólo de las tierras cercanas ; hoy la «pesca costera » no tiene ya gran importancia, puesto que las capturas realizadas dentro de una zona que no dista más de 3 millas de la costa son pobres. Esta zona se estableció en otros tiempos porque era aproximadamente el alcance de las baterías de costa, bajo cuya protección podían los pescadores dedicarse a sus actividades propias. Más allá, la alta mar, era dominio común ; de ahí que en el mar del Norte exista, desde hace ya largo tiempo, una «pesquería internacional ». Ingleses y escoceses, alemanes, noruegos, suecos, holandeses, daneses, franceses, belgas e incluso españoles, navegan por aquellos parajes semanas y semanas sin tocar a puerto alguno, formando una comunidad de pueblos flotantes, con sus almacenes, su «policía de tráfico» y sus templos.

Esta población flotante del mar del Norte no cuenta con menos de 150.000 a 160.000 almas, la mitad de las cuales son escoceses e ingleses ; hay unos 20.000 alemanes y otros tantos holandeses. Aunque los derechos son idénticos para todos los pescadores, los peces prefieren la región occidental del mar del Norte, especialmente los más importantes entre ellos, los arenques. Pero también la caterva de bacalaos, besugos, barbadas, lenguados, caballas y tantos otros, se desplazan, en el curso del verano, desde las islas Shetland hacia el Sur. La pesca principal se realiza en el banco del Dogger. Podemos estar satisfechos de que el encuentro entre las flotas alemana e inglesa en 1915 tuviera efecto en una época en que la estación pesquera había terminado ya. El acontecimiento se produjo el 24 de enero, cuando los arenques se encontraban ya en el canal. Si hubiesen debido participar siquiera una sola vez en una batalla naval, es probable que hubieran perdido las ganas de dejarse ver nunca más por aquellos parajes.

Por lo que afecta a los arenques, la costa alemana se encuentra en situación desventajosa ; en cambio, los ingleses y escoceses puede decirse que no han de hacer otra cosa que alargar el brazo ; para ellos se trata casi de «pesca de cabotaje ». También de los holandeses y belgas cabe decir que tienen los arenques junto a sus puertas, mientras que para los alemanes la pesca de este animal es siempre de « alta mar». Se comprende, pues, que los ingleses y escoceses se queden con el 60 % de los rendimientos.

“El mar que nos rodea“ es un cautivador estudio acerca del proceso de formación de los océanos, a la vez que un alegato en favor de su conservación. Escrito en 1951 por Rachel Carson, considerada como una de las pioneras de la ecología, el libro estuvo en la lista de los más vendidos del New York Times durante un año y medio y ha sido una de las obras que contribuyó a iniciar una conciencia social ecológica. En él podemos leer, entre otras cosas, de como las variaciones en la trayectoria e intensidad de las corrientes marinas, pueden modificar el clima y el comportamiento de las especies animales que en él viven, como es el caso de los arenques.

Rachel Carson (1907-1964) está considerada como una de las pioneras de la ecología. Dotada de la rara habilidad de conjugar el rigor científico con una prosa sugestiva y envolvente, sus libros pulsaron la conciencia de millones de ciudadanos y constituyeron un verdadero acontecimiento editorial. Aunque escrita hace medio siglo, su obra no ha perdido ni un ápice de vigencia, y el tiempo ha confirmado sus predicciones.

En su libro “Primavera Silenciosa“, de 1962, Rachel Carson exponía todos los peligros ecológicos derivados de la utilización del DDT, llegando a alegar incluso que acabarían desapareciendo todos los pájaros del mundo si se seguía usando ese insecticida. A raíz de ello, la Agencia de Protección Medioambiental de EE.UU. (EPA) prohibiría el DDT en 1972.

Así, día tras día, estación tras estación, el océano regula los climas del mundo. ¿Es también el océano el que provoca los cambios climáticos de período largo que sabemos se han producido a través de la dilatada historia de la Tierra, en la que han alternado períodos cálidos y fríos, de sequía y de intensas precipitaciones? Así lo sostiene una teoría muy interesante. Esta teoría relaciona las grandes y ocultas fosas del océano con las modificaciones cíclicas de clima y sus relaciones con la historia de la humanidad. Esta interpretación se debe al distinguido oceanógrafo sueco Otto Pettersson, que, después de vivir cerca de un siglo, murió en 1941.

En numerosos escritos, Pettersson ha expuesto los diferentes aspectos de su teoría. Muchos de sus colegas científicos quedaron impresionados por ella y fueron sus paladines, mientras que otros dudaron de ella. En los días en que fue formulada pocos hombres podían darse cuenta de la dinámica del mar en lo que se refiere a los movimientos de las aguas profundas. Actualmente esta teoría ha vuelto a ser revisada a la luz de los nuevos datos de la Oceanografía y de la Meteorología modernas, y hace poco C. E. P. Brooks decía: «Parece que hay razones que apoyan la teoría de Pettersson y también la interpretación de la actividad solar, en relación con las variaciones climatológicas producidas desde unos 3.000 años a.C, las cuales pueden ser debidas en gran parte a estos dos factores ».

Examinar la teoría de Pettersson es como asistir a una representación dramática de la historia humana, en que hombres y pueblos están dominados por fuerzas elementales cuya naturaleza nunca comprendieron y cuya existencia nunca reconocieron. La obra de Pettersson fue quizá consecuencia natural de las circunstancias de su vida. Nació (y también murió noventa y tres años más tarde) en las costas del Báltico, un mar de hidrografía compleja y maravillosa. En su laboratorio, situado en lo alto de un escarpado acantilado que domina las aguas profundas del fiordo de Gulmar, los aparatos registraron extraños fenómenos en las profundidades de esta entrada al mar Báltico. Cuando las aguas atlánticas tratan de entrar en este mar interior, se hunden y dejan que las masas de agua superficiales del Báltico, más dulces, salgan hacia fuera, por encima de ellas; y en los niveles profundos, donde se ponen en contacto el agua salada y la dulce, se origina una superficie de discontinuidad, semejante en cierto modo a la superficie que separa el agua del aire. Todos los días los aparatos de Pettersson registraban un movimiento ondulatorio en esa capa profunda, resultado de la presión ejercida por las grandes olas submarinas, verdaderas montañas de agua. Este movimiento que era más intenso cada 12 horas y se debilitaba durante el intervalo que mediaba entre dos máximos sucesivos de intensidad. Pettersson estableció pronto una relación entre estas oleadas u olas submarinas y las mareas, por lo que las denominó «olas lunares»; con gran ingenio midió su altura y averiguó la hora de sus pulsaciones durante meses y años, lo que evidenció de una manera muy clara su relación con los ciclos cambiantes de las mareas.

Algunas de estas olas profundas que penetraban en el fiordo de Gulmar eran gigantescas, de cerca de 30 metros de altura. Pettersson creía que se forman por el choque de la ola oceánica de marea con las cordilleras submarinas del norte del Atlántico, y que, como las aguas que se mueven por la atracción del Sol y de la Luna a niveles profundos del mar, se rompen y vierten en montañas de agua muy salada que penetran en los fiordos y en las ensenadas de la costa.
De las olas submarinas de marea, el pensamiento de Pettersson pasó lógicamente a otro problema: las condiciones variables de la pesca del arenque en Suecia. Su ciudad natal de Bohuslan fue uno de los lugares en donde estuvieron emplazadas las grandes pesquerías hanseáticas de arenques que tanta importancia alcanzaron en la Edad Media. Durante los siglos XIII, XIV y XV, estas grandes pesquerías estaban establecidas en el Sund y en los Belts, las angostas entradas al Báltico. Las ciudades de Skanor y Falsterbo conocieron una prosperidad inaudita, porque parecía que el plateado poblador del mar representaba una riqueza inagotable. Tiempo después, de un modo repentino, su pesca se acabó, porque el arenque se retiró hacia el mar del Norte y no volvió a franquear las entradas del Báltico, enriqueciendo así a Holanda y empobreciendo a Suecia. ¿Por qué dejó de acudir el arenque a las aguas bálticas? Pettersson creía saberlo, y la razón que dio estaba íntimamente relacionada con la aguja registradora de su laboratorio, que trazaba sobre un tambor giratorio los movimientos de las olas submarinas profundas del fiordo de Gulmar.

Sus investigaciones le permitieron descubrir que las olas submarinas varían en altura y fuerza al modificarse la acción lunar y solar, que son las causas de las mareas. Mediante cálculos astronómicos, averiguó que las mareas debieron alcanzar su mayor intensidad durante los últimos siglos de la Edad Media, precisamente los siglos en que floreció la pesca del arenque en el Báltico. El Sol, la Luna y la Tierra ocupaban tal posición en el momento del solsticio de invierno, que ejercían sobre el mar la máxima atracción posible. Sólo cada dieciocho siglos aproximadamente se hallan estos astros en esa posición relativa especial. Pero en ese período de la Edad Media, las grandes olas submarinas presionaban con fuerza no habitual y forzaban la entrada de los angostos pasos del Báltico, y con estas «montañas de agua» impulsadas por los astros, entraban también los bancos de arenques. Más tarde, cuando las mareas fueron menos intensas, el arenque no entró en el Báltico, y permaneció en el mar del Norte.

Más tarde Pettersson se dio cuenta de otro hecho de gran importancia: que los siglos de grandes mareas habían coincidido con «hechos impresionantes e inusitados» en la Naturaleza. Los hielos polares bloquearon gran parte del Atlántico Norte. Las costas del mar del Norte y del mar Báltico fueron azotadas por intensos temporales que las inundaron. Los inviernos fueron «crudos como nunca» y a consecuencia de los rigores del clima ocurrieron convulsiones políticas y económicas en todas las regiones habitadas de la tierra. ¿Pudo haber alguna relación entre estos hechos y los movimientos de las montañas invisibles submarinas? ¿Influirían las mareas profundas en la vida de los hombres como en la de los arenques?

A partir del germen de esta concepción, el claro y penetrante talento de Pettersson elaboró su teoría de las modificaciones del clima, que dio a conocer en 1912 en una publicación extraordinariamente interesante, titulada Cambios de clima en la época histórica y en la prehistórica (Climatic Variations in the Historic and Prehistoric Time). Reuniendo argumentos y datos científicos, históricos y literarios, evidenció que existen períodos sucesivos de climas suaves y rigurosos que corresponden a los largos ciclos de las mareas oceánicas. El período más próximo de mareas de máxima intensidad en el mundo y de clima más riguroso corresponde al año 1433, aproximadamente, aunque sus efectos se sintieron durante varios siglos anteriores y posteriores a este año. Las mareas menos intensas tuvieron lugar hacia el año 550 y volverán a producirse hacia el año 2400.

Bill Bryson en “Una breve historia de casi todo“ analiza muchos aspectos del conocimiento científico, entre otros el de la riqueza pesquera y su perdurabilidad en el tiempo.

En 1995, unos 37.000 buques pesqueros de tamaño industrial, más un millón de embarcaciones más pequeñas, capturaban el doble que veinticinco años antes. Los arrastreros son hoy en algunos casos tan grandes como cruceros y arrastran redes de tal tamaño que podría caber en una de ellas una docena de reactores Jumbo. Algunos emplean incluso aviones localizadores para detectar desde el aire los bancos de peces. Se calcula que, aproximadamente, una cuarta parte de cada red que se iza contiene peces que no pueden llevarse a tierra por ser demasiado pequeños, por no ser del tipo adecuado o porque se han capturado fuera de temporada. Como explicaba un observador en The Economist: «Aún estamos en la era de las tinieblas. Nos limitamos a arrojar una red y esperar a ver qué sale». De esas capturas no deseadas tal vez vuelvan a echarse al mar, cada año, unos 22 millones de toneladas, sobre todo en forma de cadáveres. Por cada kilo de camarones que se captura, se destruyen cuatro de peces y otras criaturas marinas.

Grandes zonas del lecho del mar del Norte se dejan limpias mediante redes de manga hasta siete veces al año, un grado de perturbación que ningún otro sistema puede soportar. Se están sobreexplotando dos tercios de las especies del mar del Norte como mínimo, según numerosas estimaciones. Las cosas no estan mejor al otro lado del Atlántico. El hipogloso era en otros tiempos tan abundante en las costa de Nueva Inglaterra que un barco podía pescar hasta 8.000 kilos al día. Ahora, el hipogloso casi se ha extinguido en la costa noreste de Estados Unidos.

Pero no hay nada comparable al destino del bacalao. A finales del siglo XV, el explorador John Cabot encontró bacalao en cantidades increíbles en los bancos orientales de Norteamérica, zonas de aguas poco profundas muy atractivas para los peces que se alimentan en el lecho del mar, como el bacalao. Había tantos bacalaos, según el asombrado Cabor, que los marineros los recogían en cestos. Algunos bancos eran inmensos. Georges Banks, en la costa de Massachusetts, es mayor que el estado con que linda. El de Grand Bank, de la costa de Terranova, es todavía mayor y estuvo durante siglos siempre lleno de bacalao. Se creía que eran bancos inagotables. Sin embargo, se trataba, por supuesto, de cualquier otra cosa menos eso.

En 1960 se calculaba que el número de ejemplares de bacalao que desovaban en el Atlántico Norte había disminuido en 1,6 millones de toneladas. En 1990, la disminución había alcanzado la cantidad de 22.000 toneladas. El bacalao se había extinguido a escala comercial. «Los pescadores —escribió Mark Kurlansky en su fascinante historia El Bacalao— lo habían capturado todo. » El bacalao puede haber perdido el Atlántico Occidental para siempre. En 1992 se paralizó por completo su pesca en Grand Bank, pero en el otoño del año 2002, según un informe de Nature, aún no se habían recuperado las reservas. Kurlansky explica que el pescado de los filetes de pescado o de los palitos de pescado era en principio de bacalao, pero luego se sustituyó por el abadejo, más tarde por el salmón y últimamente por el polaquio del Pacífico. En la actualidad, comenta escuetamente: «Pescado es cualquier cosa que quede».

Programa de dibujo Smart Draw

SmartDraw es un programa de dibujo de multiples posibilidades, que permite la descarga gratuita de una versión de prueba durante 7 dias. Permite dibujar circuitos eléctricos y electrónicos,

diagramas de flujo,

planos en planta para arquitectura,

esquemas y diagramas de ingeniería y muchas cosas más.

miércoles, 13 de febrero de 2008

Voltímetro electrónico

En este circuito se utiliza un integrado LM3914 para activar los LEDs indicadores de un voltímetro. La tensión a medir se introduce por el terminal “IN“, y admite valores entre 0 y 10 voltios. El potenciómetro “RV1“ sirve para ajustar el fondo de escala desde 1,2 hasta 10 voltios.

El circuito se puede alimentar con una tensión de 5 a 18 voltios.

El LM3914 en Micropik se vende a un precio de 2,17 €.